Las bebidas muy calientes, ‘probable causa de cáncer’

Share Button

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó hoy de que ingerir bebidas muy calientes puede provocar cáncer de esófago y agregó que no se han encontrado evidencias de que consumir café o mate tibio pueda ser cancerígeno.

“Los resultados muestran que ingerir bebidas muy calientes probablemente causa cáncer en el esófago y que es la temperatura, y no las propias bebidas, las que parecen responsables”, señaló en un comunicado Christopher Wild, director de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, en inglés), que depende de la OMS.

Esa es la principal conclusión del trabajo de 23 científicos designados por la IARC para analizar las posibles consecuencias cancerígenas de consumir café, mate y bebidas calientes.

Los expertos avisan de que sus conclusiones se basan en “evidencias limitadas” extraídas de estudios sobre las consecuencias epidemiológicas que vinculaban el consumo de bebidas calientes con el cáncer de esófago.

“Estudios en China, Irán, Turquía y Sudamérica, donde tradicionalmente se bebe té y mate muy caliente (a unos 70 grados centígrados) han mostrado que el riesgo de cáncer de esófago aumenta en función de la temperatura de la bebida”, agregó la IARC.

El organismo precisó, no obstante, que fumar y beber alcohol son las principales causas del cáncer de esófago, “especialmente en muchos países con altos ingresos”.

El informe viene a confirmar datos que ya manejaban los especialistas como asegura Jorge Aparicio, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que recuerda que «hay varios estudios epidemiológicos que habían identificado que en países donde se toman las bebidas muy calientes hay mayor incidencia de cáncer de esófago». Sin embargo, este oncólogo tranquiliza a la población española porque, según afirma, «este no es el caso de España, donde la mayoría de las personas toma el café o el té entre los 40 y 50 grados».

La incidencia de cáncer de esófago en España no es muy elevada, con unos 2.000 casos al año se da con mucha menor frecuencia que otros tumores como el de colon, mama o pulmón. Sin embargo, añade Aparicio, sí que hay una mayor incidencia de este cáncer en Asia y Sudamérica.

Por otro lado, el portavoz de la SEOM recuerda que no son las bebidas calientes el factor de riesgo que más impacta en este tumor. «Existe un perfil claro de riesgo y viene dado por el hábito del tabaquismo y el alcohol. Además, su consumo combinado potencia el riesgo».

“Se desconoce la proporción en que en los casos de cáncer de esófago puedan estar relacionadas con el consumo de bebidas muy calientes”, precisó ese centro de investigación vinculado a la OMS.

Respecto al café, clasificado como “posiblemente cancerígeno para los humanos”, los expertos consideraron que su ingesta a temperaturas no muy elevadas no representa un riesgo evidente de cáncer en las personas.

“El amplio número de pruebas actualmente disponibles ha llevado a una reevaluación de la carcinogenicidad del café bebido”, subrayó la IARC tras revisar “más de 1.000 estudios en humanos y animales”.

Este informe «confirma la evidencia de una avalancha de estudios realizados por científicos independientes y respetados. Son buenas noticias para los amantes del café. De hecho, en el análisis de la IARC, se envidencia que el consumo regular de café podría reducir el riesgo de cáncer hepático y de útero. Además, un análisis, realizado por la Universidad de Harvard y otros centros, evidenció que las personas que toman esta bebida viven más que las que no la consumen», señalaba ayer en un comunicado la Asociación Nacional del Café de Estados Unidos.

“Para más de otros 20 tipos de cáncer, no se encontraron evidencias concluyentes”, precisaron.

Ese organismo también se pronunció específicamente sobre el mate, infusión tomada especialmente en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Brasil, cuyo consumo frío tampoco tiene relación con el cáncer.

“El mate frío no tiene efectos cancerígenos en experimentos con animales o estudios epidemiológicos”, destacó esa institución, que agregó que “beber mate a temperaturas que no sean muy calientes no es clasificable como cancerígeno para los seres humanos”.

Por último, el portavoz de la SEOM alaba este tipo de informes, ya que considera positivo que «la población conozca estos riesgos. Sin embargo, hay que tranquilizar sobre estos datos. El consumo de estas bebidas no genera una relación causa efecto con el cáncer. Estamos hablando de probabilidades».// El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>