El síndrome de piernas inquietas también se sufre durante el día

Share Button

Piernas inquietas

Hasta ahora siempre se ha creído que el síndrome de piernas inquietas (SPI) se sufría exclusivamente por la noche, a la hora de dormir. Pero hasta un 66% de los pacientes sufre también crisis sintomáticas durante el día.
Así lo concluye el ‘I Estudio sobre Sintomatología Diurna del SPI y Toma de la Medicación Diaria’, elaborado por la Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI) y el Instituto de Investigaciones del Sueño de Madrid (IIS).
El síndrome de piernas inquietas es un trastorno de tipo neurológico que afecta a entre un 2 y un 5% de la población adulta española. Entre sus síntomas más frecuentes destacan la imperiosa necesidad de mover las piernas, frecuentemente acompañada de sensaciones molestas en estados de reposo, sobre todo por la tarde-noche, lo que provoca gran dificultad para conciliar y mantener el sueño.
Según el estudio, la mayoría de los pacientes diagnosticados, con un grado moderado a severo y con una media de tratamiento farmacológico de tres años, continúa presentando crisis sintomáticas durante el día.

Pérdida de calidad de vida

Los síntomas diurnos, que se manifiestan principalmente en los momentos de inmovilidad, son uno de los factores fundamentales de la pérdida de calidad de vida en los pacientes con SPI. Les complica todavía más su actividad diaria, ya que les dificulta estar sentados, relajarse, trabajar, conducir, participar en una reunión o disfrutar del tiempo libre, disminuyendo, por tanto, su calidad de vida.
Otro dato extraído de la investigación es que la duración media de la enfermedad en los pacientes de la muestra es de 18 años. Sin embargo, la media de duración del tratamiento no alcanza los seis años (5,97 años).
El director del IIS, el doctor Diego García-Borreguero, explica que "esto significa que la mayor parte de ellos han sido diagnosticados muy tarde y han comenzado su tratamiento en el último tercio de su enfermedad".
Los expertos han visto que hasta el 71% de los pacientes con este tipo de crisis diurnas no logra mejorar con los tratamientos existentes. Al respecto, el 56,7%de los encuestados considera que necesitarían dosis superiores de fármacos, bien sea a través de una dosis adicional (el 30,4%) o de una dosis superior en total del fármaco (26,3%).

Tres preguntas básicas sobre el SPI

¿Qué es el síndrome de piernas inquietas?
Es un trastorno de tipo neurológico que afecta muy especialmente la calidad del sueño, en el que se experimentan sensaciones desagradables en las piernas que se suelen describir como hormigueo, quemazón, frio, tirantez, dolor, etc.
¿Cuál es la causa?
Es aún desconocida, pero hay estudios que inciden sobre determinados problemas en el transporte de hierro al cerebro. El síndrome de piernas inquietas tiene una potente base familiar y genética.
¿Cuáles son los síntomas?

  • Malestar en momentos de inactividad.
  • Al dormir, estirar o doblar las piernas.
  • Frotarse las piernas.
  • Sacudirse o dar vueltas en la cama.
  • Levantarse y caminar.

Vía: 20 Minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>